¡Contacta conmigo!

¡Contacta conmigo!

Si tienes alguna duda o algún comentario privado, puedes contactar conmigo a través de mi correo electrónico (alexdoblasmunoz@gmail.com) o de mi cuenta de Facebook (Alex Doblas Muñoz).

lunes, 13 de octubre de 2014

Deporte y motivación

Después de haberme “metido” de alguna manera con el fútbol profesional en la publicación anterior, no vayáis a pensar que estoy en contra del deporte o alguna cosa por el estilo, sino todo lo contrario, me encanta el deporte, tanto verlo como practicarlo. Y como todos, tengo mis preferencias, ya que hay unos que me parecen mejores y otros que no tanto. Pero hablaré de el deporte en general.

Para alguien que practica un deporte con pasión, no lo ve con los mismos ojos que cualquier otra persona que no dedica su tiempo con él. Lo ve más bien como algo que le aparta del la rutina y el estrés del mundo en el que vive, como algo que hace que las preocupaciones del día a día se esfumen durante el rato del entreno o de la competición. Y a los que lo practican con ganas y motivación, les duelen las derrotas y les alegran tremendamente todas y cada una de las victorias.

Y sea dar patadas o puñetazos en combate, sea chutar, lanzar o correr detrás de una pelota, sea coordinar unos movimientos en un baile, sea lo que sea en el deporte que se practique con pasión, este produce una sensación en nosotros que nos induce a querer dar lo máximo que podemos dar combate tras combate, partido tras partido o baile tras baile. Una sensación que nos hace querer mejorar continuamente y también querer hacer mejor lo que ya hacemos bien, esa sensación es la que diría yo que es la motivación. Porque un deporte practicado sin motivación se hace pesado y aburrido, por eso tenemos nuestras preferencias en el deporte, porque cada uno tiene que encontrar un deporte que le produzca esa sensación tan satisfactoria al entrenar o al competir. Por ejemplo a mi, ningún otro deporte ha hecho que mi afán de motivación sea tan grande como cuando practico el que de verdad me apasiona, que es el taekwondo, por la disciplina y la dedicación que le tienes que aportar siempre.


Y para acabar, como yo actualmente y desde hace 5 meses padezco una lesión en la rodilla, me he dado cuenta de que de verdad me gusta mucho el taekwondo, ya que al estar tanto tiempo sin poder hacer un solo combate, aún que no sea un profesional en el deporte ni nada por el estilo, siento unas ganas tremendas todos los días por poder volver a entrenar o a dar una patada. Y es que a lo mejor el dicho de “No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”, podría aplicarlo a otra frase y afirmar que “No sabes lo que de verdad te gusta tu deporte hasta que no lo puedes practicar”.

Y hoy con una canción bien bonita de una gran artista española, Rosana; junto con otro grande, Fito cabrales. Espero que os guste: "Mi trozo de cielo".