¡Contacta conmigo!

¡Contacta conmigo!

Si tienes alguna duda o algún comentario privado, puedes contactar conmigo a través de mi correo electrónico (alexdoblasmunoz@gmail.com) o de mi cuenta de Facebook (Alex Doblas Muñoz).

lunes, 6 de octubre de 2014

Hipotético remedio

El otro día estaba charlando con mi padre, y como es habitual en una charla entre hombres, surgió el tema del fútbol. Pero no hablamos de fichajes, partidos, goles o mejores jugadores según nuestro parecer de los diferentes equipos. Sino que comentamos lo excesivo que nos parecían los sueldos de los jugadores que están en las élites del fútbol.

Hablamos sobre esos típicos comentarios que sueltan estos deportistas a los micrófonos y las cámaras de los medios de comunicación cuando tienen un mal partido. Que si un "No me encontraba a gusto en el campo de juego", o un "Hoy no hemos estado acertados", o también un "No ha sido mi día de suerte". Y los dos estábamos de acuerdo en que no puede ser posible que con el gran sueldo que importan en sus cuentas bancarias cada año, puedan excusarse siempre con lo mismo, cuando tendrían que dar lo máximo de sí mismos en cada enfrentamiento que realizan en el campo de juego. Ya que aún que su trabajo sea de "corta duración", al no poder jugar a alto rendimiento ya a cierta edad, su faena durante los diez o quince años que sirven en el mundo futbolístico se basa en cuidarse, entrenar y jugar. Y por no hablar del gran equipo médico y fisioterápico del que disponen a su servicio durante la temporada.

Mi padre y yo pensamos en un remedio que se podría usar para motivar a los grandes jugadores, para que siempre se esfuercen al máximo. Este se basa en que si un jugador tiene un mal partido o cometa varios errores a la hora de jugar, se le descuenta un porcentaje de su sueldo, y así, al finalizar la temporada, tendrían un sueldo en calidad a su rendimiento.

Porque resulta vergonzoso que gente que se parte los cuernos por sacar a los suyos adelante con oficios igual de dignos esté cobrando miserias, y estos señores, por jugar a la pelota, sin calidad de menospreciar a este gran deporte, ingresen tales cantidades de dinero. Y creo que muchos de vosotros me daréis toda la razón, por mucho que algunos de vosotros, al igual que yo, disfrutéis de un buen rato viendo un partido.

Y hoy la canción es Saraluna de Melendi, con una letra muy bonita, que me a emocionado.