¡Contacta conmigo!

¡Contacta conmigo!

Si tienes alguna duda o algún comentario privado, puedes contactar conmigo a través de mi correo electrónico (alexdoblasmunoz@gmail.com) o de mi cuenta de Facebook (Alex Doblas Muñoz).

lunes, 15 de septiembre de 2014

La música no se toca

Tumbarme, acomodarme los cascos en la cabeza, poner en reproducción alguna canción y cerrar los ojos. Para mí, este es uno de los mayores placeres de los que puedo disfrutar en soledad. Me encanta esa sensación de satisfacción al dejar que una pieza musical de uno de mis autores favoritos atraviese mis oídos, para llegar hasta... no sé bien hasta donde, la verdad, ya que discrepo sobre la existencia del alma. Tan solo sé, que el escalofrío que recorre mi cuerpo cuando disfruto de verdad de la música, llega hasta el más recóndito hueco de mi cuerpo.

Víctor Hugo, un novelista francés, dijo una vez: “La música expresa aquello que no puede decirse con palabras pero no puede permanecer en silencio.”. Al menos yo me siento identificado con esta frase. La traduzco en las situaciones en las que estoy triste, o enfadado, o alegre, o nostálgico. Circunstancias en las que necesito desfogar mis sentimientos, pero sin decírselo a nadie. En esos casos lo que hago es simplemente escuchar o cantar alguna canción. Estoy seguro que muchos de vosotros haréis lo mismo, y estaréis de acuerdo en que se os quita un gran peso de encima instantes después de haberlo realizado.

La música es una cosa amplia, sin límites, sin fronteras, sin banderas.. Una frase de un cantautor argentino, León Gieco. Y es que una de las escasas cosas que pueden lograr unir a las personas, sin influir las banderas o los himnos; las razas o las religiones; las creencias o las costumbres, es la música.

En conclusión, queda claro que a parte de que me gusta mucho la música, esta, es uno de los mayores tesoros que poseemos, de ahí el título de la publicación, inspirado en una de las canciones de uno de los mayores artistas de este país, Alejandro Sanz.


De ahora en adelante, cada publicación irá acompañada de una canción al final del texto. Para que además de leer las opiniones de un chaval, podáis disfrutar del placer de escuchar una buena canción. La que añado ahora, es la misma que da nombre a este texto, “La música no se toca”.