¡Contacta conmigo!

¡Contacta conmigo!

Si tienes alguna duda o algún comentario privado, puedes contactar conmigo a través de mi correo electrónico (alexdoblasmunoz@gmail.com) o de mi cuenta de Facebook (Alex Doblas Muñoz).

lunes, 25 de agosto de 2014

El inicio de algo

“¿Me hará caso?”, “¿Ganaré?”, “¿Alguien lo entenderá?”, “¿Estoy en lo cierto?”. Leyendo estas cuatro preguntas lanzadas al aire, que apuesto que muchos de nosotros nos hemos planteado alguna que otra vez, se me ocurren un par de cosas que podéis pensar instantes después de acabar el primer párrafo... Una de ellas (probablemente la mayoritaria) será que os vendrá a la cabeza algo como: "¿Qué deberá estar haciendo un joven de dieciséis años, empezando un blog mareándome con cuatro preguntas tontas y sin relación entre sí?", y la otra... bueno, la otra mejor me la guardo, porque estaría encantado de que siguierais leyendo.

Iré al grano de una vez. Las cuatro preguntas sí tienen una relación, esta es bien simple si nos paramos a pensar. Y es que todas ellas, más allá de sencillas interrogaciones, son inquietudes. Todos tenemos inquietudes: tú, yo, el vecino del cuarto, todos. Mi inquietud, una de las muchas que puedo tener, y además es el motivo por el que estoy escribiendo y tú leyendo esto, es que necesito plasmar mis opiniones en algún lugar que no sea tan solo en un pequeño hueco de mi mente. Algo tan sencillo como una opinión, que puede ser discutida o compartida, pero que al fin y al cabo es la locuacidad y el criterio de un chaval de dieciséis años.

Y aquí, queridos amigos, empieza mi blog. Yo, encantado de plasmar mi pensamiento en algún lugar, y tú, bueno... tú con la posibilidad de pasar un par o tres minutos repasando los escritos de un joven con algo que contar.